Mi muerte

"Death found an author writing his life". Designed & done on stone by E. Hull. Printed by C. Hullmandel. London, Dec. 1827.

Siempre me he sentido de cierta forma muy mexicano, aún sin saber precisamente lo que eso significa. Supongo que en el fondo simplemente me gustaría morir como Don Alejo, que con 77 años mató a cuatro e hirió a dos narcos mexicanos cuando pretendían echarlo de su finca; muriendo de la manera predecible: con demasiado plomo en su sangre. “A nadie necesitó / Desde su noble trinchera cuatro adelante se echó / Era su vida y su rancho / Era cuestión de su honor“. Esa imagen romántica de morir martirizado, en medio del simbolismo mexicano que inevitablemente nos remonta al asesinato de Pancho Villa y de Emiliano Zapata.

Supongo que lo único que le pido a la vida es que me deje morir con un grandioso bigote, un mostacho señorial.

For life is quite absurd, and death’s the final word.
You must always face the curtain with a bow.
Forget about your sin, give the audience a grin
Enjoy it: it’s your last chance anyhow.
So always look on the bright side of death.
Just before you draw your terminal breath.
Life’s a piece of shit, when you look at it.
Life’s a laugh and death’s a joke, it’s true.
You’ll see it’s all a show, keep ‘em laughing as you go.
Just remember that the last laugh is on you…

Always Look on the Bright Side of Life – Monty Python

A la gente no le gusta hablar de la muerte. Claro, acepto que como rompehielo quizás no es buena idea comenzar una conversación con un “Hola. ¿Cómo estás?. ¿Piensas en la muerte muy seguido?”. Pero de cualquier manera ignorar una realidad no la hará desaparecer. Lo cierto es que tengo más o menos algunas ideas de cómo va a ser mi muerte, y decidí hacer un top con mis teorías favoritas. Exceptuando por supuesto al asesinato, el suicidio, o un accidente violento.

5- Pandemia apocalíptica

Soldados en un hospital improvisado en Kansas, durante un brote de Gripe española en 1918

Una pandemia es definida como una enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región. Imaginemos que esa ¨localidad¨ de la que hablan es el mundo entero. Diría que tenemos un problema. Poco importa si los conspiracionistas dicen que fue “fabricada, y hacen vídeos muy populares en youtube, el asunto es que no hay nada que separe a la humanidad de su extinción.  Asumamos que por un motivo u otro, esta nueva enfermedad se propaga rápidamente y además tiene altísimos indices de mortalidad.

Igual que…

Si la peste negra que mató a un cuarto de la población mundial en la época se desatara hoy en día. O la cepa H5N5 de gripe aviar que surgió en Hong Kong en el 97′, y nos recordó a toda la humanidad la fragilidad de nuestra existencia; que mataba a casi el 90% de las aves con hemorragias internas y al 50% de los humanos infectados. ¿La solución?: Más de 120 millones de aves han muerto, han sido sacrificadas o han sido puestas en cuarentena. PETA y su combo pueden protestar cuando hayan salvado a la humanidad de un destino agonizante.

“No es justo, nosotros salvamos a las ballenas... creo”

¿Por qué yo?

Una terrible enfermedad mundial se esparce y en el medio de los millones de muertes anónimas, estoy yo. Estás en una masa donde lo que fuiste no importa. Ahogado entre estadísticas de víctimas. Tanta fatalidad que sólo se podría aspirar a una fosa común. Sería, cuanto menos, poético. Además, la paranoia que me invade siempre que hay cualquier enfermedad contagiosa transformaría el suceso no solamente en la victoria de la muerte sobre la humanidad, sino en la victoria de la muerte sobre todos los hipocondríacos. Me puedo imaginar a una bacteria gigante escupiéndo encima de los tapabocas y de todos los jabones antibacteriales con base alcohólica que tendría (y he tenido) en caso de pandemia. Honestamente, es de lo más plausible que muera así, simplemente una cachetada de parte de la vida, recordándome otra vez que no tengo control sobre nada y que sin importar las cosas que hagamos estamos predestinados a un destino no mayor a simplemente caer muertos un día.

4- Naegleria fowleri

Una película de George Romero para bioanalistas

Le dicen la ameba come-cerebros. Normalmente se alimenta de algas y sedimentos en los cuerpos cálidos de agua. Se introduce en el organismo mediante las vías respiratorias, cuando alguien se sumerge en agua infectada. El primer caso se registró en Australia durante los años 60’s, desde entonces se han registrado 144 casos en todo el mundo. Dicen que el calentamiento global contribuye a la proliferación de esta ameba, y el aumento de los casos en todo el mundo confirman esto. En la parte técnica, realmente lo que hace es simplemente comerte el tejido cerebral, eventualmente derivando en una meningoencefalitis mortal. Luego de pasar por síntomas como alucinaciones, dolores de cabeza, vómito, rigidez en el cuello, movimientos descoordinados; terminas muriendo luego de siete o catorce días.

Igual que…

Aaron Evans, que en el 2007 que murió con 14 años una semana después de nadar en un lago. Y claro, 23 personas infectadas desde 1995 hasta el 2004.

¿Por qué yo?

¿Qué es este blog sino una colección de alucinaciones?. Además, una muerte rápida pero tan lamentable siempre tiene esa característica dramática que no se compara con una enfermedad de larga duración. Algo súbito, casi inmediato. Que sólo descubran qué tenía durante la autopsia. Sería tremendo tema de conversación entre las menopáusicas usuales. “-¿Supiste lo que le pasó al muchachito ese? -No chama. -Bueno que parece que se le metió una bacteria/una cosa en el cerebro y está que no puede ni hablar. -Coye no me digas eso chama. -Sí amiga, aparentemente está fatal. Pero mira, aquí entre nosotras, ese carricito siempre ando metido en vainas raras. -¿Cómo así?. -Bueno, yo no sé, uno no es nadie para juzgar. Cristo dijo “El que esté libre de pecados que lance la primera piedra”, y tú sabes que yo no le deseo el mal a nadie…. pero para mi que ese carajito o era satánico, o marico, o fumaba marihuana. -Ay… bueno, para que veas que Dios castiga amiga. -Verdad que sí, que bueno que le dio eso al coñoesumadre ese. Pero mira, hoy van a rezar el rosario en su casa. ¿Qué dices?. -Vamos, me da cosita con la mamá, tu sabes que la familia no tiene la culpa y es la que siempre termina pagando. -Dios lo tenga en su gloria, amiga. Él hace las cosas por una razón”.

3- Infarto

Aquí es cuando un estudiante de medicina grita ¿qué tipo de infarto?. Agudo de miocardio, ¿podemos continuar?. No. Cállate, a nadie le interesa tu opinión, ¿qué haces aquí en primer lugar?, ¿no deberías estar preparando otra manera que no suene tan falsa para decir que te gusta ayudar a la gente en lugar de decir que simplemente te seduce el dinero y tener una secretaria que te diga “dotól”?. Sí, disculpa, chao.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y así es como introducen una crítica a la medicina moderna en un texto que no tiene nada que ver con eso

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Igual que…

Los infartos que Oscar D’leon tiene como si fueran su pasatiempo (porque tanto sabor no puede ser bueno). Cuatro personas que se murieron durante las últimas elecciones presidenciales de Brasil. Y un montón de futbolistas a lo largo de la historia.

"Agarra, por sapo." Exclamó el paramédico.

¿Por qué yo?

Tengo años imaginando mi muerte de esta manera pero en distintas situaciones. Relataré una que alguna vez le conté a un profesor de inglés que se dignaba a escuchar este tipo de mariqueras: Soy un hombre de negocios, de mediana edad. Tengo algunas canas, pero con una elegancia incomparable llevo el pelo peinado hacia atrás en un estilo que grita indudablemente ‘tengo dinero’. Estoy tomando un whiskey mientras miro por el enorme ventanal de mi sombría oficina desbordada en madera y cuero rojizo; De hecho, toda la pared detrás de mi escritorio es simplemente de vidrio. Estoy mirando a la ciudad, contemplando mis dominios, lo he logrado. Súbitamente siento un dolor punzante en el pecho, incomparable a cualquier otro. Estoy de rodillas, el vaso ya hace tiempo que se rompió contra el suelo. Y mientras mi mano se resbala por el vidrio, simplemente voy muriendo, como el cerdo capitalista en el que me convertí, de una manera gloriosa.

Además, a veces juro sentir un ritmo irregular en mi corazón. Como si estuviera predestinado a nunca seguirle el paso a un metrónomo, no sólo en la guitarra sino en la vida. Y cuando no consigo dormir me da la sensación de que simplemente palpita muy fuerte, me desconcentra. Una vez que pasé casi tres semanas durmiendo como una mierda (no más de 2 horas por noche) llegué a la conclusión de que simplemente era “demasiado apasionadoy que por eso batía con tanta fuerza. Porque de alguna manera mi vida es inevitablemente una tragicomedia y le encuentro chistes a todo.

2- Cáncer

Representación gráfica de la maldad pura.

Imagina tres amigos. Todos tienen tres amigos al menos. ¿Ya?. Ok, estadísticas como la de este estudio británico establecen que más de una persona en un grupo de tres desarrollará alguna forma de cáncer a lo largo de su vida. Es decir, si a ti no te da cáncer le dará casi con seguridad a tu mejor amigo, a su madre, o a su perro (que ya es más humano que tus otros amigos). Por otra parte, no hay razón para estar triste: Según el Journal of Clinical Oncology 48% de los especialistas en cáncer le darían marihuana a sus pacientes si fuera legal hacerlo. Y ahora está de moda defender la legalización, así como exclamar a los cuatro vientos lo bueno que es el café (“QUE BESTIAL EL CAFÉ QUE ME ESTOY TOMANDO. *foto*”. Tranquilo, la humanidad conoce al café desde el siglo XIII). El punto es que en el futuro van a vender drogas suaves en Starbucks y vas a poder posar con tu porquería de vaso burgués lleno de Double-Caramel Frappuccino y un porro mientras arrugas la cara y subes la foto en facebook para que todos veamos que estás fuera del país, fin de la historia.

Igual que…

Farrah Fawcett, cuya muerte fue totalmente opacada por la de Michael Jackson. Sin embargo, nos dejó unos tremendos titulares póstumos, mi preferido: Cáncer del ano: entendiendo la muerte de Farrah Fawcett”. Y algunas personas como Graham Chapman, miembro de Monty Python, y cuyo funeral fue la primera vez en que se utilizó la palabra “fucken un servicio fúnebre británico (Nota: mi funeral debe ser así). Otro par de genios muertos por cáncer serían Bill Hicks y George Harrison.

¿Te gusta?. Va a tener cáncer de ano.

¿Por qué yo?

Porque en el fondo siempre habría algún comentario jocoso para hacer. Quizás cáncer de próstata, de pene, de testículo. Aunque probablemente me de cáncer de vulva o de vagina; ¿Por qué?, porque ese tipo de cosas me pasan a mi. ¿Por qué?: ¿Por qué no?. Las cosas de la vida, un día te despiertas, y resultas tener un útero. ¿Adivina qué?. Tienes cáncer de cuello uterino.

1- ACV

Es como tener trillizos diabólicos saliendo de tu cabeza.

Preferiblemente del tipo hemorrágico, los cuales según wikipedia “se deben a la ruptura de un vaso sanguíneo encefálico debido a un pico hipertensivo o a un aneurisma congénito.”. Y antes de que el estudiante de medicina diga algo, Sobotta no sabe nada.

Igual que…

Esta tipa que estuvo en una TED Talk describiendo como se sintió tener un ACV o algo similar (stroke), y lo hace sonar de una manera tan genial que genera comentarios como “wow… i’ve GOT to smoke weed with this chick., que traducido al malandro sería “irrrga… tengo que fumar monte con esta diagla”. Y por supuesto, Cerati con el ACV isquémico que convirtió a media latinoamérica en fanáticos de Soda Stereo.
Como demuestra esta foto, obviamente no se veía que algo malo estaba pasando. Ajá.
¿Por qué yo?

Hay algo que me pasa, es como un instante breve en el cual toda la información del universo se sintetiza en una visión tan efímera de palabras, ruidos, personas, que ni siquiera da tiempo para describirla. Presión. Y mucho menos saber qué es lo que acabas de ver a ciencia cierta. Lo indiscutible es que es tan intenso que te tumba, y no es similar a perder el conocimiento, simplemente estas consciente de que estas cayendo, pero a la vez estás consciente de tantas otras cosas, que al final no importa. Por otra parte, nada malo ocurre porque justamente la mayoría de estos momentos pasan en ocasiones excepcionales, y curiosamente casi siempre sobre una cama. Luego de esa sensación de un imparable tráfico de información, viene un contraflujo de total y completa descontracción. Sin embargo, también existe lo que sería el equivalente al mal viaje del que hablan los drogadictos, que vendría siendo en este caso representado por un intenso y momentáneo dolor punzante. ¿Creen que esto suena completamente insalubre y demente?; tienen que verme explicándolo en vivo *se tira en una cama moviendo los brazos en círculos describiendo el momento en el que avanzamos hacia una conciencia universal en donde todos somos parte de la misma percepción subjetiva de la realidad*.

Los alucinógenos están completamente sobrevalorados. Por suerte para nuestra sanidad mental, no soy el único. Le pedí a un amigo -al que también le pasa eso- que describiera lo que llamamos “nuestro ACV personal”:

Julio C. dice:
Es como morir unos segundos para ver momentáneamente una cantidad de información que no cabe en nuestro cerebro. Como si te dijeran toda la información del mundo, pero tu cabeza no la puede almacenar como tal
Mauricio dice:
Y haciendo un balance general, es bueno o malo?
Julio C. dice:
Aún no lo sé. Digamos que… físicamente, es malo. Psicológicamente, es una experiencia que básicamente es excitante. No sé si te sientes igual
Mauricio dice:
si sólo pudieras inducirlo mediante elementos externos, lo harías?
Julio C. dice:
probablemente… pero es que el hecho de sentirlo internamente, es lo que le causa emoción al asunto
Mauricio dice:
Igual ambos sabemos que eventualmente vamos a quedarnos pegados y nunca podremos volver a la normalidad, cierto?
Julio C. dice:
cierto totalmente
xd
Mauricio dice:
seremos los vegetales más carismáticos del ambulatorio
Julio C. dice:
vamos a terminar así como dice en esta canción: http://www.youtube.com/watch?v=8Ct5KTM-A_c
(8)floto en el aire, desde esta tarde, cuando mi cabeza explotó(8)

Anticipándonos a lo mucho que todo esto suena a  “ve al médico, ya., concluimos que esperaremos a que se vuelva peor e irreparable y todos digan:

Mauricio dice:
AGARRA POR SAPO ACV
ACV POR ESA JETA
Julio C. dice:
ahí tienes tu acv… te me quedas quietecito ahí pues
un acv bien resuelto xd

Yo soy de los que llevan como lema I hope I die before I get oldcomo en My Generation de The Who. Coincido en que no tiene gracia vivir con la mitad de la cara paralizada, por eso no es del todo desagradable simplemente morir irremediablemente, y por eso sobrevivir y quedar con secuelas no es completamente satisfactorio. De cualquier manera todo es mejor que ser un viejo quejumbroso y lamentable. Por tanto: Serenos, morenos. Lo único que pido es que encaren mi funeral como el de Bob Marley. O mejor aún, el funeral del pana Congo: Lleno de changa, tiros y cerveza.

Que en paz descanse, pana Congo.

Anuncios

8 comentarios en “Mi muerte

  1. Jejeje lo mas gracioso de la vida es q tanto el pobre como el rico, el bruto como el inteligente… el talentoso como el mediocre va a terminar en el mismo sitio…. un lindo ataud varios metros bajo tierra…jejeje buen post….Saludos

    Me gusta

  2. Bueno yo sí he pensado mucho en la muerte…durante años estuve obsesionada con ese tema, pero no como mariquita gótica sino como Yukio Mishima u Horacio Q: eso de que valía más entregar la vida en un acto heroico que toda una vida de esfuerzos menores…jeje de verdad es gracioso cuando lo comparo con mi vida de hormiga obrera. La verdad es que no quiero morir. Yo sí quiero envejecer, lo he pensado bien, pues los 70 van a ser los años en dónde por fin podré entregarme libremente a mis vicios que tan guardaditos tengo. Mi retiro ideal: casa en la playa con sustanciosa bodega repleta de vodka para diez años, vino para las comidas (y para que no me crean tan tierrúa) y cerveza para ver los juegos de beisbol y refrescarme los días de calor. Por supuesto todo este hermoso panorama estaría rodeado de un hermoso “jardín” al que cuidaría con mucho celo para mi consumo personal y el de mis distinguidos invitados…sí, y que mis hijos no me digan nada, porque yo les advertí que me aprovecharan en vida porque cuando me muriera no les iba a dejar era nada, (“cuerda de vagabundos, trabajen como lo hice yo!!!”). Pienso que toda esa felicidad no podría sino terminar con una sobredosis de heroína, droga a la que siempre le he tenido pavor…
    Para rematar donaría mi cuerpo mediante testamento a los artistas de B.O.D.I.E.S. con la petición e$pecial de que hicieran con mi cuerpo una réplica del fantasma de “La Maldición” (“Oujon”) cuando baja por las escaleras en cuatro patas con la mandíbula desencajada…jejeje gozo una bola cuando pienso en esto último…de verdad sería un sueño hecho realidad ver mi piel arrugada con tono violáceo y la mandíbula en el pecho…lástima que no vaya a estar aquí para verlo…
    P.D: Me parece curioso que todas tus fantasías de muerte no dependan de ti sino de un factor externo y hasta azaroso. Me imagino que debe ser por esa ansiedad que dices que sientes…tal vez en el fondo sientes que quisieras que llegara algo y te librara de todo. No quiero ser metiche es solo una curiosidad…

    Me gusta

    1. Estás completamente en lo correcto, que buena comprensión jaja. De hecho, mis “depresiones” son más bien parecidas a ese sentimiento de “quiero prenderle fuego a todo” mezclado con “sería genial que un meteorito lo hiciera por mi”.
      Lo de BODIES es asqueroso. Luchar tanto por la libertad total para terminar siendo una atracción turística, no sé.

      Me gusta

  3. Es muy simple, en eso el cristianismo nos jodió hasta la médula: considerar el cuerpo humano como algo sagrado e intocable. Si ves las esculturas de esa exposición son bellas obras de arte y ciencia que cuestan años de trabajo y cuyo motivo es realzar precisamente lo bello y complejo de nuestros sistemas vitales. La petición e$pecial es puro morbo mío…y estoy en mi derecho! Hay gente que quiere q de querer ser la réplica de uno de mis fantasmas favoritos, incluso para mí sería un buen sarcasmo para la sociedad y mi círculo cercano pues no creo en la vida después de la muerte, por lo tanto no creo en fantasmas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s