Dejar ir

AndyDenzler032

Estoy convencido de que no hay experiencia más provechosa para los creativos que convertirse en extranjeros. Quizá la gente escribe mejor o compone mejores canciones cuando no pueden comunicarse bien, cuando están aislados y tienen que refugiarse en sí mismos. O quizás experimentar tantas cosas nuevas y diferentes arroja una luz nueva sobre la vida que acaban de dejar, o sobre sus otras vidas posibles, no lo sé. Pero lo cierto es que en la historia de nuestra breve y maltrecha Latinoamérica hay suficientes obras culturales nacidas en el extranjero como para decir que Latinoamérica fue creada en el exilio. Toda la literatura latinoamericana le debe tanto al extranjerismo, al sentimiento de orfandad, a la pobreza y el desarraigo, que nos hace pensar que Macondo existe en algún lugar entre París y Barcelona, entre la oficina de Carlos Barral en España y los trabajos que tenía Vargas Llosa cargando papas y recogiendo periódicos en Francia…

Continuar leyendo el resto del artículo en El Nacional

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s