El cretino Antonio

cuarto piso
Los pequeños patanes del día a día, los cabrones de mala entraña. Mezquinos, sin solidaridad, sin humanidad. Aquellos que esperan una equivocación para lanzarse sobre ti amparados bajo la excusa de hacer las cosas bien. Porque los cretinos siempre creen tener la razón. Nunca un cretino dudó sobre si lo que hacia era justo o correcto, no: los cretinos siempre creen que actúan en nombre de la justicia, o más bien de “lo correcto”, que es otra cosa.

Mi primer cretino en España fue mi primer casero y compañero de piso. Vivir con tu casero puede ser problemático, especialmente cuando tu casero es Don Cangrejo. Haciendo el cuento corto: no tardé ni una semana en darme cuenta de que para él (Antonio), yo no era su compañero de piso, sino su maquinita de hacer dinero. Antonio era arquitecto, andaluz, tenía un buen trabajo en una compañía de ingenieros y es la persona más miserable que he conocido.

Seguir leyendo en El Nacional

Anuncios

Un comentario en “El cretino Antonio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s